Miles de personas se empiezan a congregar para la investidura de Lula

LULA JURA COMO PRESIDENTE DE BRASIL.

BRASILIA, 1 Ene.- Luiz Inácio Lula da Silva ha jurado este domingo su cargo como 39º presidente de la República de Brasil en la culminación de una ceremonia de investidura que marca el comienzo de su tercer mandato al frente del país con un mensaje de «esperanza y reconstrucción frente a la «devastación» que, asegura, ha dejado tras de sí su ultraderechista predecesor, Jair Bolsonaro.

«Nuestro mensaje a Brasil es uno de esperanza y reconstrucción», ha proclamado Lula durante la ceremonia, en un discurso donde ha lamentado que «el gran edificio de derechos, soberanía y desarrollo que construyó esta Nación ha sido sistemáticamente demolido en los últimos años».

«Es a la reconstrucción de este edificio que vamos a dirigir todos nuestros esfuerzos», ha asegurado Lula tras firmar con un bolígrafo que recibió en 1989 de un asistente a un mitin en el estado de Piauí, con el que ha querido recordar a los residentes de esta población.

El presidente ha agradecido su victoria a la «conciencia política de la sociedad brasileña» y al «frente democrático» formado contra las «violentas amenazas a la libertad de voto» durante los comicios. «La democracia ha sido la gran vencedora», ha manifestado.

-Miles de personas se han comenzado a congregar este domingo en el corazón político de Brasilia para la investidura como presidente brasileño de Luiz Inácio Lula da Silva, quien asume por tercera vez el poder que ya ejerció durante dos períodos consecutivos, entre 2003 y 2010.

Según las previsiones, la ceremonia oficial comenzará a las 14.30 hora local (17.30 GMT), cuando Lula llegará a uno de los extremos de la Explanada de los Ministerios, avenida en la que se sitúan todos los edificios del poder público y en la que se concentrarán los actos, para los que se espera a unas 300.000 personas.

Hará entonces un recorrido en un vehículo, que si las condiciones del clima lo permiten será un Rolls Royce modelo «Silver Wraith» sin capota de la Presidencia brasileña, en el que estará acompañado por su esposa, Rosângela «Janja» da Silva.

Te puede interesar leer: Lula asume este domingo con autoridades de 50 países

Sin embargo, es probable que desfile frente a la multitud en un automóvil cerrado, pues hasta ahora el pronóstico para la hora del acto prevé unas fuertes lluvias, típicas de esta época en Brasilia.

El recorrido concluirá en la sede del Parlamento, donde Lula jurará el cargo y pronunciará su primer discurso como presidente frente a todo el poder político nacional y delegaciones de medio centenar de países, que incluirán a una veintena de jefes de Estado y de Gobierno.

Entre ellos, el rey de España y los presidentes de Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Paraguay, Uruguay, así como los de Alemania y Portugal.

Tras ese discurso, se trasladará al vecino Palacio de Planalto, sede de la Presidencia, al que ingresará por una rampa que conduce desde la calle hasta al primer piso del edificio.

Luego se dirigirá la multitud congregada en la Explanada de los Ministerios desde el «parlatorio», una suerte de gran púlpito en la parte exterior del Palacio de Planalto, y firmará los términos de investidura de los 37 ministros que tendrá su Gobierno.

Antes de ese segundo discurso, recibirá en el «parlatorio» la banda presidencial, que no le será entregada por el presidente saliente, Jair Bolsonaro, como manda el protocolo, porque el líder de la ultraderecha, que no aceptó su derrota electoral, viajó a Estados Unidos el pasado viernes.

Según fuentes allegadas al nuevo Gobierno, aunque aún no ha sido confirmado, la idea es que Lula reciba la banda de un pequeño grupo de personas, que simbolizarían en el acto «la diversidad del Brasil democrático».

Las ceremonias oficiales concluirán con una recepción que será ofrecida por Lula a las delegaciones extranjeras en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería, situada a unos quinientos metros de la sede de Gobierno.

En coincidencia con la recepción, comenzará el llamado Festival del Futuro, un concierto que reunirá a medio centenar de artistas populares y cuyo telón se prevé que bajará ya entrada la madrugada del lunes. EFE

EFE

EFE